JUSTYNA LUKASIK

Estoy convencida de que todas las mujeres son bellas por naturaleza; mi pasión es que acaben de convencerse de ello.

Desde que tengo memoria siempre me han fascinado las mariposas, porque las veía libres, delicadas y llenas de alegría. Con el tiempo me he dado cuenta que nos parecemos mucho a ellas... lo único que nos falta es un toque de color.

¡Me llamo Justyna y estaré encantada de hacer que la belleza de cada una de vosotras sea una evidencia!

Santa Maria

Marysia tiene una belleza tipicamente nordica. Las sombras verdes de tono claro y oscuro resaltan el color azul de sus ojos. Para hacerlos más grandes, los he dibujado con un delineador. He acentuado los pómulos con un rosa claro y los labios los he dejado totalmente naturales teniendo en cuenta la sencillez, pureza y seriedad de esta chica.